Sobres especiales

Con cada sello se elabora un sobre especial, estos no son publicados, puedes pedir información. sellosficcion@gmail.com

SE RECOMIENDA

SE RECOMIENDA VER EL BLOG EN PANTALLA COMPLETA, F11

mayo 20, 2013

Golondrinas ( II )

 El canto de la Golondrina Común no puede reproducirse, pero sí decir que se trata de un gorjeo sostenido, muy agradable y realmente musical. Los floreos son frecuentes y se la puede escuchar cantando en vuelo ya desde el momento en que llega en marzo a Iberia. Durante la reproducción y aun después, canta posada en los cables del tendido eléctrico y muy a menudo lo hace a la vista del nido incluso dentro de establos, cuadras y cobertizos. En las agrupaciones de golondrinas que inician la emigración otoñal, el gorjeo es intenso y el griterío ensordecedor. Si está alarmada el tono mesurado de su voz se vuelve alto y estridente un ¡¡tisuí!! repetido y acompañado de rápidos vuelos sobre la cabeza del intruso. Ocasionalmente canta desde el suelo, probablemente cuando el celo es más intenso y mientras recogen material para el nido. A partir de los primeros días de abril y hasta finales de julio el canto es intenso, pero se hace intermitente en agosto y septiembre.

 La migración primaveral resulta extraordinariamente notoria en todas partes. Las primeras llegadas se producen en el sur de Iberia en el mes de febrero. Muchas ya se ven en días claros atravesar el Estrecho de Gibraltar volando a no mucha altura. El mayor contingente comienza a verse en marzo. Normalmente un buen contingente costea antes de penetrar en tierra firme donde siguen las líneas de los valles. Abril, en especial los primeros 15 días del mes, da el mayor número de golondrinas en paso. Alimentándose de plancton aéreo, los viajes diurnos suelen ser largos y un promedio de 100-200 Km cada día de progreso hacia el Norte se puede estimar con poco error. Con vientos fuertes pasan a baja altura. En Guipúzcoa donde la observación es fácil en abril y primeros días de mayo, son muchos millares de golondrinas las que costean o vuelan muy bajas con tiempos del Sur, algunas a ras de la hierba, al extremo de que no es difícil realizar su captura. Este mismo hecho se produce en gran parte de la Península, pues la penetración por el Sur se realiza en un frente amplio que abarca toda la costa sin que la travesía de brazos de mar sea obstáculo para este poderoso volador. El paso de golondrinas es muy notorio y denso a lo largo del litoral Cantábrico.


Las grandes oscilaciones que se observan en las poblaciones de golondrinas en toda Europa ya han sido parcialmente comentadas. Causas principales pueden tener un origen natural como los fuertes vientos que en determinados lugares del Sahara Occidental provocan verdaderas hecatombes como atestiguan muchos de los soldados españoles que patrullaron el desierto. Millares de estas aves se intentan refugiar en pequeños oasis o son arrastradas mar afuera por el Siroco. Posiblemente en uno de estos embates se pierden poblaciones enteras de una zona que presumiblemente viajan juntas. No menos influencia pueden tener en los países del Africa Tropical los tratamientos masivos desde avionetas con insecticidas que intentan sanear extensas charcas y carrizales en los que millones de golondrinas tienen sus posaderos y dormideros. La llegada prematura de fríos en Europa es otra causa que ocasiona enormes pérdidas cuando estas repentinas situaciones meteorológicas se presentan. El índice de mortandad es consecuentemente muy alto y pocas golondrinas superan los 5 años de edad. La mayoría de las que llegan a criar, viven 3 años como promedio. Hay, sin embargo, casos comprobados por el anillamiento de varias que han sobrepasado los 6-8 años y excepcionalmente algunas llegan hasta los 10 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario