Sobres especiales

Algunos sellos llevan un sobre especial, estos no son publicados, puedes pedir información. sellosficcion@gmail.com

SE RECOMIENDA

SE RECOMIENDA VER EL BLOG EN PANTALLA COMPLETA, F11

diciembre 04, 2016

Valladolid, ciudad cervantina.

El 1 de diciembre de 1854, Valladolid dedicó una calle a uno de sus vecinos más ilustres. Ese día se firmó el acuerdo municipal por el que la calle de la Horca (entre las puertas de Tudela y Don Sancho) recibía el nombre de Cervantes. Juan Agapito y Revilla, en su libro ‘Las calles de Valladolid’, lamenta que se eligiera esa vía y no el lugar en el que se encontraba la casa del escritor, «algo que en 1851 ya se sabía».

Es, sin duda, esta vivienda, el gran patrimonio cervantino de Valladolid. Museo dependiente del Estado, es la única casa del escritor que se conserva en España. La de Alcalá de Henares fue derruida. Tampoco quedan en pie las de Madrid. Esta de Valladolid es un tesoro. Aquel suceso de Gaspar de Ezpeleta, la investigación iniciada para esclarecer lo que ocurrió, permitió situar a Cervantes en esta vivienda, desde el verano de 1604 (finales de agosto o principios de septiembre) hasta los primeros meses de 1606. Como recaudador de impuestos que era, vino a vivir a Valladolid empujado por el traslado de la Corte. Y por el mismo motivo se marchó hace 410 años. Pero aprovechó su estancia pucelana. Aquí inició los trámites para la publicación del Quijote, aquí escribió el prólogo de la obra, las poesías preliminares. La tasa para la venta del libro se extendió en Valladolid el 20 de diciembre de 1604. Ya finales de ese año (en Valladolid) o en enero de 1605 (Madrid), se puso a la venta el libro, que estaba dedicado a Diego López de Zúñiga y Sotomayor, duque de Béjar, y vecino de Valladolid desde 1602. También aquí pudo escribir varias de sus ‘Novelas ejemplares’, «pues son muchas las referencias a distintas circunstancias históricas acaecidas en la ciudad o parajes». Es el caso de ‘El casamiento engañoso’, ‘El licenciado vidriera’, ‘La gitanilla’.O las alusiones a parajes en ‘La galatea’, ‘Viaje al Parnaso’ o ‘El coloquio de los perros’, como recuerda la web de la Casa de Cervantes. Seguir


No hay comentarios:

Publicar un comentario