Sobres especiales

Algunos sellos llevan un sobre especial, estos no son publicados, puedes pedir información. sellosficcion@gmail.com

SE RECOMIENDA

SE RECOMIENDA VER EL BLOG EN PANTALLA COMPLETA, F11

julio 08, 2017

Queti Luciano, Mujer Salmantina 2016


Sellos Ficción rinde un sencillo homenaje a esta mujer de gran valía que, junto con su esposo, fundaron en Salamanca una obra social. Queti el pasado año recibió un galardón como Mujer Salmantina 2016, hoy, desde este espacio universal recordamos tal premio con este sello especial junto a las palabras de  Isabel Cuenca.
----------------------------------------------------------------------------------------

Hace tiempo, mucho tiempo que Queti, esta gran mujer salmantina, junto a su marido Manolo, pusieron en marcha una obra social:
*Comedor de los Pobres*,  a instancias de esa voz interior que les instaba a dar lo básico al ser humano: el pan.

Les resonaba como llamada aquello que a tantos fundadores les ha urgido a lo largo de la historia: El 'Y tuve hambre, y me disteis de comer'..
Más allá de los razonamientos. Esos que indicaban como mejor 'no meterse en líos' por no contar con medios y tener en contra muchas cosas que les eran adversas.... Pues bien, desoyeron estos razonamientos, que al final no les razonaban nada, y prestaron solo oídos a esa llamada inefable y enfocaron vida a los pobres que aún hoy se siguen acercando...

Y no solo pan se les habría de proporcionar, no sólo ese 'Qué' sino el 'Cómo' hacerlo. Esto era el carisma que transmitirían a los que les ayudarían y seguirían la obra. Se trataba de convertir ese pan en Maná sagrado con palabras de acogida, gestos de cercanía, escuchando, comprendiendo, acompañando... Sin juicios ni condenas. Con solidaridad y disponibilidad. En una palabra, esos hermanos necesitados,  junto al pan recibían la DIGNIDAD, que como personas nada ni nadie les podía arrebatar.
Dignidad que es inherente a TODA persona, puesto que se nace con... y en ella.
Qué bien lo entendisteis Queti-Manolo.

Ahí sigue la obra. Porque en estos tiempos siguen lamentablemente  las desigualdades, donde los ricos son más ricos y los pobres más pobres...

Haciendo historia, fue un gesto y gran acierto el que ubicarais el primer Comedor en una zona céntrica de Salamanca. Entre grandes edificios, cerca de grandes comercios y el devenir de las gentes.
No, no sobraba esta ubicación. 
Los pobres estarían comiendo en un lugar sencillo y humilde como ellos, pero no en un lugar lúgubre, apartado, separado. No.
Aquel mostrador de bar, esas pequeñas mesas con una pequeña flor en cada una,  el oratorio con un Cristo que los representaba y representa. Nada menos, el Cristo que se identificó con ellos.

Todo esto, podría (¿o debía?) hacer sonrojar a no pocos que posiblemente nos escandalizaríamos por el simple hecho de tener por vecinos a los que no tienen 'imagen'... a los apartados por la sociedad, por la familia  y por los llamados 'buenos'.

Este Comedor ya está ubicado en otro lugar más grande Más capaz, para seguir haciendo el bien. Y sigue siendo igualmente visible... y al alcance de todos.

En estos tiempos de desigualdades, de imagen, de palabrería, brindamos por personas como tú, Queti-Manolo. Por la coherencia, testimonio, y por esos momentos donde el Amor os susurró aquella llamada y vino a decir que sin frutos no vale para nada decir Señor, Señor...  Y al mismo tiempo la claridad de que sin raíz tampoco hay frutos, ni siquiera ramas.

Y un homenaje también a esos pobres que denotan toda la humildad del mundo al tener que pedir. Mucho más grato es dar, incluso darse, que poner la mano para recibir. Estos denotan pobreza, sencillez, desapegos...
Pero a la vez  les hace grandes y merecedores, no de ayuda, sino de que se compartan bienes con ellos. Bienes de tiempo,  bienes materiales... Todo ello desde el padre de todo bien: el amor.

El Amor urge a que compartamos cada quien aquello que nos proporciona porque nada es nuestro. Bien dando de comer a los que tienen hambre de pan...y/o  a los que tienen hambre de Amor (Dios).

Es así entonces cómo LA PROVIDENCIA, muy en boca y vida de los fundadores, eres tú y soy yo.

Isabel Cuenca Soriano


5 comentarios:

  1. Querida Queti:

    Un merecidísimo homenaje que te hace José y que todos suscribimos con mucho gusto. Eres una persona excepcional y maravillosa que indudablemente dejará este mundo mucho mejor de lo que estaba cuando llegaste a él.

    Desde el castellano pueblo de Turégano, un abrazo grandísimo de tu amiga Inmaculada Heredero.

    ResponderEliminar
  2. Querida Queti:

    Nuestra más sincera enhorabuena por el galardón que os otorgaron el pasado año, por esa magnifica Obra Social y digo "Os" porque sé que es compartido con tu querido esposo Manolo, que sigue habitando en tu corazón.

    Galardón muy merecido, porque habéis dado parte de vuestras vidas "AMOR" tiempo, paciencia y dedicación para que ese Comedor saliera hacia delante, colaborando así a formar una Sociedad más justa, siendo un ejemplo para nosotros.

    Un beso y abrazo fuerte de parte de Jose y Rosa.

    Móstoles, Madrid

    ResponderEliminar
  3. Mi querida Queti:
    Homenaje merecidisimo el que se te ha hecho. Eres un ejemplo para todos los que te conocemos.
    Un abrazo sostenido.
    Amparo.

    ResponderEliminar
  4. Querida Queti: Muchas felicidades por este merecido homenaje. Eres una mujer de corazón grande que junto con Manolo, otro ser de gran corazón pusisteis en marcha el sueño de daros a los más necesitados y ya este sueño lleva tiempo materializado. Amor dado, Amor recobrado. Gracias por Ser en mi vida y contarte como amiga querida
    Un abrazo grande y sostenido
    Conchita

    ResponderEliminar
  5. Que hermosura de corazón el de esta mujer y su querido esposo. Queti, que belleza de historia. Muchas bendiciones

    ResponderEliminar