Sobres especiales

Con cada sello se elabora un sobre especial, estos no son publicados, puedes pedir información. sellosficcion@gmail.com

SE RECOMIENDA

SE RECOMIENDA VER EL BLOG EN PANTALLA COMPLETA, F11

julio 05, 2017

Homenaje a Isabel Zendal


UN VIAJE QUE CAMBIÓ EL MUNDO PARA SIEMPRE

El origen

Seis años después del descubrimiento de Edward Jenner, el rey Carlos IV (en el sello retratado al óleo por Francisco de Goya) dispuso organizar la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna (REFV) para llevar la vacuna a las -entonces- provincias españolas de América y Asia. Esta responsabilidad es asumida por dos médicos de cámara del monarca español (Francisco Xavier Balmis, director, y Joseph Salvany, subdirector), dos ayudantes-cirujanos, dos practicantes y cuatro enfermeros. Entre estos últimos figura la única mujer que participó en la Expedición: no es otra que la gallega Isabel Zendal Gómez.

El método: de brazo en brazo camino de América

Para llevar el pus vacunal hasta las Españas de Ultramar y rehusando la idea de trasladar vacas con viruela, Balmis ideó una cadena humana de niños expósitos: una primera dosis de linfa sería transplantada en los brazos de una pareja de niños.
A los 10-12 días, los granos de viruela de estos portadores tendrían una pústula central del tamaño de una lenteja, rodeada por un pequeño cerco más elevado y lleno de pus (“con la pinta de una hermosa flor con su germen en el centro”). En este punto de sazón de materia vacunal, se haría el trasvase de una nueva pareja. Así, de brazo en brazo, la vacuna fue haciendo camina hasta América.

Las escalas

De A Coruña, el 30 de noviembre de 1803, zarpa la mayor odisea médica de la historia. Tras escalas en Tenerife y 3_expoPuerto Rico, el equipo médico de la REFV llega a Venezuela. Desde aquí, Joseph Salvany y otros tres expedicionarios emprenden la épica travesía que los lleva desde Barraqnuilla hasta las islas más al sur de Chile. El grupo de Balmis -con cinco ayudantes, entre ellos la enfermera Isabel Zendal- recala en la Habana antes de desembarcar en Veracruz; después de vacunar por Guatemala e interior de México, sale de Acapulco para llevar la vacuna hasta Filipinas. Balmis, en solitario, tras vacunar en Macao, Cantón y Santa Elena, llega a Lisboa dando por concluida su labor de campo en la REFV.

Un balance espectacular

Los niños son el elemento clave sin los que sería imposible completar con éxito la campaña. La historia refiere el nombre de  los que realizaron los viajes marítimos, pero la gran mayoría de héroes anónimos que llevaron la vacuna hacia el interior estarán siempre en el olvido.

El número total de los utilizados como cadena humana y la de vacunados es desconocido.

El mayor adelanto y éxito de la REFV fue el sistema organizativo que aplicaron: las “Juntas de Vacuna”, red de centros creados para preservar y transportar el fluido vacunal en buenas condiciones hasta los lugares de vacunación. Disponían de un reglamento con instrucciones sobre las características del puesto de vacunación a como efectuar el censo de vacunados. En estas juntas integraron a los sanitarios locales para mejorar la aceptabilidad de la vacuna y utilizaron la prensa para difundir noticias.

Otra dimensión de las juntas era su proyección docente y educativa. Era necesario formar a los sanitarios locales en el ejercicio de la vacunación para que mantuviesen el programa. Contribuyeron así a institucionalizar y modernizar la sanidad en América, cuyo control recía hasta ese momento en las órdenes religiosas. Seguir


1 comentario:

  1. Me gusta. Gracias.
    José,¿Cómo lo haces para sorprender? Un abrazo

    ResponderEliminar