Sobres especiales

Con cada sello se elabora un sobre especial, estos no son publicados, puedes pedir información. sellosficcion@gmail.com

SE RECOMIENDA

SE RECOMIENDA VER EL BLOG EN PANTALLA COMPLETA, F11

mayo 18, 2016

Yoga, posturas ( III )

Es una postura de torsión básica. A consecuencia del efecto de la torsión sobre las vértebras, se produce el estiramiento de los músculos que unen las vértebras de forma oblicua, es decir los músculos rotadores o musculatura paravertebral, que son los responsables de la estática de la columna vertebral.
La mejora de la estática de la columna vertebral a través de los movimientos de torsión beneficia a su vez la estática de todo el cuerpo en general.

La torsión de las vértebras también favorece la hidratación de los discos intervertebrales y las articulaciones vertebrales adquieren mayor elasticidad restaurando la movilidad a la columna.

Las torsiones suministran un suave masaje a los órganos internos, al masajear y movilizar los órganos internos los procesos depurativos del cuerpo se activan y las toxinas se drenan y son desechadas del organismo. Activan la digestión y aportan más energía a todo el organismo. En general las torsiones nos ayudan a desintoxicarnos y reestablecer nuestra energía.

Las torsiones, en general, se inician girando primero a la derecha, sobre todo si ejercen presión sobre el abdomen, debido a la manera que el giro estimula el organismo. Seguir

Es una de las posturas del yoga más básicas y sus efectos son muy numerosos tanto para la mente como para el cuerpo. Paulatinamente tienen que ir cediendo la espina dorsal, los músculos de la espalda y la musculatura posterior de las piernas. En la medida en que se va insistiendo en la práctica de esta postura va reduciéndose la tensión de la musculatura posterior del cuerpo. La postura se completa cuando el pecho se acerca a las piernas.

Las flexiones anteriores de la columna estiran el ligamento vertebral posterior, a la vez que estiran las raíces nerviosas que salen por la cara posterior de la columna, y que son las raíces nerviosas sensitivas, por lo que mejoran la sensibilidad del cuerpo.
Comprimen los discos intervertebrales por la parte anterior y los abren por la parte posterior. El estiramiento del ligamento vertebral posterior y la presión-descompresión de los discos intervertebrales mantienen el nivel de hidratación óptimo de estas estructuras, evitando así su deterioro y mejorando su función, manteniendo la columna vertebral joven y flexible. Seguir



No hay comentarios:

Publicar un comentario