Sobres especiales

Con cada sello se elabora un sobre especial, estos no son publicados, puedes pedir información. sellosficcion@gmail.com

SE RECOMIENDA

SE RECOMIENDA VER EL BLOG EN PANTALLA COMPLETA, F11

junio 28, 2017

Fauna del Ártico: Ballena de Groenlandia y Oso Pardo

Y con esta serie de cuatro sellos dedicados a la fauna del Ártico, damos por concluida esta emisión de 16 especies dedicada a esta parte del planeta que se encuentra en un estado crítico a consecuencia del Cambio Climático.

    La ballena de Groenlandia o ballena boreal (Balaena mysticetus) es una especie de cetáceo misticeto de la familia Balaenidae. Es la única especie viviente de su género. Posee un cuerpo robusto, sin la presencia de aleta dorsal (características propias de la familia). Puede crecer hasta 18 metros de longitud, con un peso máximo de 100 toneladas. Habita en las aguas árticas y subárticas, a diferencia de otras ballenas que migran para alimentarse o reproducirse. Posee una enorme boca con multitud de barbas (hasta 600 o más que pueden medir unos 3 m de largo cada una).
Producto de la caza de ballenas, su población fue severamente reducida antes de la moratoria de 1966. La población actual está estimada en más de 24.900 ballenas, frente a las 50.000 estimadas antes de la caza industrial. Seguir



El oso pardo ocupaba originariamente la práctica totalidad de Europa y Asia, casi la mitad oeste de Norteamérica y algunas zonas de Oriente Próximo y del Magreb. Y aunque esta área se ha ido reduciendo progresivamente en los últimos siglos, todavía es muy extensa, hasta el punto de que en ella se estima que aún habitan entre 200.000 y 250.000 ejemplares, un número realmente notable para un carnívoro de su talla.
Los osos pardos ocupan una gran variedad de hábitats, desde semidesiertos fríos, como sucede en el Gobi (Mongolia), hasta zonas costeras o la tundra ártica, como ocurre en Alaska. Sin embargo, su hábitat preferido es el forestal, por lo que se trata de uno de los mamíferos más característicos de los extensísimos bosques de coníferas de la taiga siberiana o escandinava, de los bosques mixtos del este de Europa y de los Pirineos, o de los bosques caducifolios de hayas, robles y abedules de la Cordillera Cantábrica. Seguir



No hay comentarios:

Publicar un comentario