Sobres especiales

Con cada sello se elabora un sobre especial, estos no son publicados, puedes pedir información. sellosficcion@gmail.com

SE RECOMIENDA

SE RECOMIENDA VER EL BLOG EN PANTALLA COMPLETA, F11

abril 10, 2015

Sevilla, Feria de Primavera.

 Los orígenes de la Feria de Abril se encuentran en el 25 de agosto de 1846 cuando dos empresarios asentados en la ciudad, Narciso Bonaplata (catalán) y José María de Ybarra (vasco), redactaron una propuesta que llevaron al Cabildo Municipal pidiendo que le autorizaran durante los días 19, 20 y 21 de abril para celebrar una feria anual,11 permiso que les fue concedido después de ciertas disconformidades iniciales con el alcalde de Sevilla Alejandro Aguado, Conde de Montelirio, que pensaba que ya existían otras dos ferias muy próximas.

En primer lugar estaba la feria ganadera de Mairena del Alcor. Es la más antigua de Andalucía, desde 1441,12 y la primera en celebrarse, una semana antes que la de Sevilla. En segundo lugar estaba la de Sanlúcar la Mayor, que fue creada por Fernando IV, la segunda feria más antigua de la provincia, y la tercera en celebrarse por detrás de la de Sevilla que velarían el éxito que prometían los dos organizadores.

 El 5 de marzo de 1847, la reina Isabel II concedió a Sevilla el privilegio de feria, celebrándose un mes más tarde la primera de la ciudad con la duración de los tres días expresados.

El Cabildo Municipal contempló que la idea de Bonaplata e Ybarra era buena y además estaba secundada por numerosos ganaderos y agricultores, y es ahí es cuando comienza la primera Feria de Abril sevillana.

Se inauguró el 18 de abril de 1847 ubicada en el Prado San Sebastián. En esos tiempos este espacio se encontraba en las afueras de la ciudad aunque en el presente es uno de los lugares más céntricos de la capital, próxima a la Fábrica de Tabacos, actual Universidad de Sevilla, que entonces era el único edificio que estaba levantado por esas fechas en la zona.

Para la Exposición Iberoamericana de 1929 se edificaría cerca de allí la Plaza de España y también se colocaría el monumento a el Cid Campeador, Rodrigo Díaz de Vivar. La feria contaba con un total de 19 casetas y fue tan grande el éxito obtenido que pocos años más tarde, en 1850, hubo que separarse lo que era la mercadería del ganado y el espacio para la diversión. El número de cabezas de ganado en 1850 era de 60.000. Se expidieron también licencias para 15 puestos de buñuelos, 34 de turrones y avellanas y 93 para tabernas y para agua. En 1864 se lanzan los primeros fuegos artificiales y en 1870 la feria durará dos días más. Seguir


No hay comentarios:

Publicar un comentario