Sobres especiales

Con cada sello se elabora un sobre especial, estos no son publicados, puedes pedir información. sellosficcion@gmail.com

SE RECOMIENDA

SE RECOMIENDA VER EL BLOG EN PANTALLA COMPLETA, F11

marzo 29, 2015

Entrada de Jesús en Jerusalén de Pedro Orrente


ENTRADA DE JESÚS EN JERUSALÉN

Estamos ante un óleo manierista – estilo justo anterior al barroco- donde el pintor quiere destacar la santidad de Jesús, al que adorna con una corona. El torso desnudo –y un tanto exagerado- a nuestra derecha, enseña la destreza del artista para el dibujo del cuerpo humano, típico del Renacimiento tardío y del manierismo. El que aparezcan niños, quiere enfatizar el contenido de la liturgia que se celebra en ese día –Domingo de Ramos-, en el que se hace alusión, a los “hijos de los hebreos”.

La popularidad de Jesús había ido creciendo sin parar. Al mismo tiempo, también se incrementó la aversión de los principales del órgano de gobierno religioso: el Sanedrín. La razón de la popularidad del nazareno lo era porque Jesús hablaba con corazón manso y humilde (Mat, 11, 18-30), con autoridad (Marcos 1,22), curaba enfermos, y convertía a los pecadores (Lucas 5, 27-32), a los cuales comprendía, y les daba la oportunidad de su conversión. El odio del Sanedrín, sin embargo, provenía del quebrantamiento continuo que Jesús hacía de la Ley, aunque si la quebrantaba, era siempre por un motivo mayor que la Ley misma: el Amor. La curación de un enfermo, el hambre de sus apóstoles o la ignorancia de las multitudes. Tampoco el Sanedrín aprobaba el que Jesús no odiase al invasor romano. Al contrario, Jesús siempre tendía la mano a todos, fuesen lo que fuesen. Y no soportaban que el Galileo conversase con pecadores y les tuviera enorme comprensión. SEGUIR

No hay comentarios:

Publicar un comentario