Sobres especiales

Algunos sellos llevan un sobre especial, estos no son publicados, puedes pedir información. sellosficcion@gmail.com

SE RECOMIENDA

SE RECOMIENDA VER EL BLOG EN PANTALLA COMPLETA, F11

noviembre 01, 2015

El otoño y la música

El mes de noviembre lo dedicamos por completo a la música, el 22 se celebra su patrona, Santa Cecilia, además de encontrarnos en el centro de la estación otoñal en el hemisferio norte. El otoño y la música se complementan e inspirada en ello, Isabel Cuenca nos deleita con el presente poema para abrir esta gran serie de temas musicales de todos los tiempos en formato de sello postal. 

Comenzamos la serie con el "Cóndor pasa", deseo dedicarsela a todos los amigos de hispanoamérica que desde aquí tanto les añoro.

MELODÍA EN OTOÑO  

                                             

Oh, Vida, qué sabia eres!

Es tu luz quien ilumina
mis sombras, rutas, rincones.
Ando por cuatro veredas
que son las cuatro Estaciones.

Otoño, Vida, el Otoño
con sus árboles teñidos
de ocres rojos y amarillos
para mí es el mejor tiempo,
de las cuatro el preferido.

Otoño, Vida, en Otoño
se desprenden los apegos
de sus hojas y sus frutos,
convirtiéndose en alfombras
hasta quedarse desnudo.

Es una entrega amorosa,
es lo mejor de sí mismo.

De las cuatro vereditas
es su vestido el más bello,
donde nada y todo hay,
y  unidas así conducen
a la grandeza del UNO,
a la belleza del ELLO.

Vida, comparto hoy contigo
que en dos Otoños vividos,
 igual que tus hojas yertas
dos de mis ramas cayeron.
Caídas,
pero no muertas.

Siguen 'siendo',  entre otras hojas,
las del libro de mi vida.
Ausencias que son presencias
que en la Presencia presencian,
siempre vivas, compartidas.

Son los mejores regalos
que sin decirlo me dicen:
"Ten paz, somos la Esencia.
Repite tu mejor mantra,
tu musa, que es la música
es imán de lo unitivo,
que como puente atrae
a lo humano y lo divino".

Y tarareo una Nana,
el 'arrorró' del cariño.
No hay pérdida, sí ganancia,
en encuentros sostenidos.

Oh la soledad sonora.
Oh la música callada
que el místico así contara.
Oh la energía amorosa.
Otoño que con la música,
es a la vez canto y danza.

Unes lo que ya está unido
con las notas de una Nana.

Dicen que el cielo es después,
dicen que el cielo es allí,
digo que fuera del tiempo,
es ahora
y es aquí.

Sal al Otoño y contempla.
Siente la vida  sintiendo. 
Oye a las aves cantar.
Nota los silbos del viento.
Ve las estrellas brillar
y al mar tan bravo rugiendo.
Es la vida que sucede.
La vida siempre viviendo.
Es la melodía mejor.
Vibrarás desde el silencio.

La Unicidad te proclama:
que Otoño y Música es
la danza y el danzarín.

Todo es Uno...
y es en ti.


 Isabel Cuenca Soriano

2 comentarios:

  1. Gracias Isabel por tan bello poema, que mejor para abrir en este día de Todos los Santos nuestra fiesta de la Música en el Otoño.

    Un abrazo.

    José

    ResponderEliminar
  2. Somos Uno. Sin fronteras...sin límites....sin diferencias...... Bello mensaje Isabel.

    ResponderEliminar